“¿Quién es periodista? Si se aprueba en el Congreso de los Diputados el futuro estatuto del periodista, la decisión estará en manos de un comité nombrado por los políticos, por un grupo de notables elegidos a dedo por los gobiernos autonómicos, el Congreso y el Senado. El estatuto, una propuesta de Izquierda Unida que cuenta con el apoyo del PSOE, establece un carné de prensa para ejercer la profesión. Sin él, se podrá opinar. Faltaría. Pero sin la bendición de ese tribunal político, no se disfrutarán de los derechos que establece la Constitución para los periodistas ni dirigir un medio profesional.

El estatuto, tal y como está ahora redactado, es un paso atrás, es una mordaza. Para garantizar la cláusula de conciencia ya existe una ley. También se protege, junto con el secreto profesional en el artículo 20 de la Constitución. Y las condiciones laborales de los periodistas, a pesar de lo que digan los defensores del texto, no cambiarán con un estatuto que ni siquiera roza el tema.

Tenemos mucho que perder y nada que ganar con ese texto. Todos, no sólo los periodistas, también los lectores. ¿Qué clase de contrapoder será la prensa cuando esté supeditada al control de los políticos?”

Fuente: Al Abordaje
Vía: Escolar
Enlace relacionado: Ningún estatuto del periodista

Share