Las autoridades chinas han decidido levantar el bloqueo que mantenían sobre el acceso al sistema de publicación de bitácoras Blogger y al caché de Google desde hace ya casi cuatro años. Aunque las circunstancias que han llevado a esta apertura no han trascendido hasta el momento, sí parece claro que Google ha batallado lo suyo para lograr liberar este bastión de la represión cibernética. Si bien tampoco hay que pasar por alto las numerosas denuncias, campañas y condenas en contra de la política censora del Gobierno chino, especialmente en lo que se refiere a la Red.

Sin embargo, y a la espera de que se confirmen los detalles y se hagan públicas las condiciones del acuerdo, mucho me temo que quien realmente ha pasado por el aro (como lo han hecho el resto de compañías internacionales que operan en el país, más preocupadas por su balance de cuentas que por ese coñazo de la libertad) es el propio Google, y que finalmente el Blogger chino esconderá más de una sorpresa. Como un cuento chino, pero en versión blogosférica, vamos.

Fuente: InfoWorld
Vía: elmundo.es

Share