El que no corre, vuela. Y en Internet hay que volar si quieres ser el primero. Bueno, navegar también, pero eso es solo si estás al otro lado de la barrera. Si lo que quieres es estar al quite y ofrecer un sitio de éxito y, sobre todo también, si lo que quieres es plantar tu bandera en determinado territorio, debes andarte con ojos de águila y alas de halcón peregrino.

El nacimiento de la primera hija de Felipe de Borbón y Leticia
es un nuevo, y claro, ejemplo de lo que acabamos de exponer. Nada más nacer, la princesita cuenta ya con un blog al más puro estilo Casciari. Es decir, un blog de ficción basado en un personaje real (como ya ocurrió en su momento con su madre). Así que no nos extrañaría nada nadita que el popular blogger estuviera tras el invento. Él o alguno de sus discípulos avanzados.

El caso es que no sólo de blogs vive la Red, donde si alguien quiere ser algo debe contar con dominio propio, o casi. Así que cuál no sería el pasmo del avispado autor de Infanta Leonor de Borbón al acudir a registrar los dominios pertinentes (Leonordeborbon.com, Reinaleonor.com y princesaleonor.com) y encontrarse con que éstos ya habían sido registrados por un tal Isaías Peral, a la sazón empleado de La Zarzuela. El autor del blog da por hecho que el tal Isaías conocía de antemano el sexo del ángel (de la criatura, vamos), porque el dominio fue registrado a las 21.12 horas.

Sin embargo, es posible que esa hora sea la hora de la compañía que registró el dominio, que muy bien pudiera ser norteamericana, con lo cual el dominio habría sido registrado con posterioridad al nacimiento.

¿Qué se esconde tras tan trascendente dato? Pues, simplemente, que si los dominios fueron registrados antes del nacimiento, resulta evidente que alguien más que el equipo médico conocía el sexo del feto. O que en contra de lo que se había venido sosteniendo, lo supiese toda la Familia Real, lo cual, por otro lado, tampoco es de extrañar si tenemos en cuenta que cualquier familia española puede conocer el sexo de su futuro hijo-a en los primeros meses de gestación. Así que no dirían nada para que no se armase la que se suele armar.

Como anéctoda: hubo quien apostó a caballo perdedor. Un tal Bernardo Marín, que había registrado el dominio Pelayodeborbon.com. Se siente.

Actualización (31 oct-12.25 h):
biboz nos advierte que ya son dos los blogs de Leonor. El segundo, tan falso como el primero pero igual de cachondo, se llama Princesa Leonor de Borbón. Original, ¿no?

Actualización (31 oct-13.42 h): Para coleccionistas. Aquí hay una página que recopila las portadas de hoy sobre el nacimiento de Leonor.

Actualización (01 nov-00.03 h): Vía La sonrisa de María descubro que hubo un blog madrugador, Covadonga Borbón, que, aunque no acertó con el nombre, es el más original y currado de los que he visto. También existía una página sobre el Heredero.

Share