“La organización ecologista Greenpeace ha tildado de ‘lamentable accidente’ el fortuito choque de su buque insignia, el ‘Rainbow Warrior II’, contra un arrecife de coral en aguas filipinas. El barco se llevó por delante un área de unos 96 metros cuadrados de coral en un lugar declarado Patrimonio de la Humanidad, por lo que ha sido condenado por el Gobierno de Filipinas a pagar una multa de 384.000 pesos (5.700 euros)”.

Vía: elmundo.es
Fuente: A regrettable accident (Greenpeace International, a la hora de escribir este post, las disculpas no aparecían en la página de Greenpeace España)

Share