El Gobierno chino, en un alarde de apertura democrática, ha decidido clausurar la bitácora de Wang Yi, finalista de uno de los premios más prestigiosos de la blogosfera (vía Jabalí).

Share