Retomamos la sección de Aluzinaje para proponerles un problema de ésos de toda la vida, pero cuya solución solemos olvidar con frecuencia también. Estate bien atento al planteamiento y a la pregunta, porque para resolverlo tendrás que poner en juego todas tus dotes matemáticas, lógicas y lingüísticas. Si das con la solución (he dicho dar con ella, no sabértela de antemano o mirar la solución antes), mándame una foto (vestido y sin legañas) y haré un post con ella. Ahí va:

Planteamiento:

Tres amigos se reúnen después de varios años y deciden ir a tomar unos vinos a una tasca de su juventud. Al pedir la cuenta, el camarero les pide 30 euros. Cada uno de ellos pone 10 euros, pero en esos momentos aparece el dueño de la tasca, los reconoce y le dice al camarero:

– No, esos son amigos míos. Cóbrales sólo 25 euros.

Cuando el camarero les va a devolver un billete de 5 euros, los amigos le dicen que no tienen cambio para repartirse la vuelta:

– Nada, para no andar con líos, quédate con 2 euros de propina y devuélvenos 3 monedas de 1 euro.

El camarero les devuelve a cada uno 1 euro. ¡Y aquí viene el problema! Si cada uno puso 10 euros y le devuelven 1 euro, realmente puso cada uno de ellos 9 euros. 9 x 3 = 27 euros. Si añadimos los dos que se queda el camarero, 29 euros…

¿Dónde está el euro que falta?

¿Te rindes?

Jejejeje. Como bien te advertía, la solución se encuentra más en el campo del lenguaje que en el de las matemáticas. Lo que ocurre es que el planteamiento es falso (un sofisma, con perdón), ya que lo cierto es que cada uno paga 9 euros, en total 27, y dentro de ésos ya están los dos de propina. El razonamiento correcto es: 25 de los vinos, más 2 del bote, serían los 27 que en realidad han pagado. Y la vuelta es, efectivamente, 3 euros. El euro que falta sólo está en tu imaginación 😉

Share