Gran SGAE

La SGAE y la Fundación Autor han decidido gastarse parte del dinero que obtienen de sus representados en una especie de Gran Hermano musical, así al menos lo califica elmundo.es (que también aporta su granito de arena al proyecto), con el objetivo de que los chicos y chicas escogidos y escogidas, músicos todos ellos y ellas, puedan intercambiar impresiones y reflejar sus vivencias a través de un vídeo y un disco, “intercambiar experiencias y encontrar puntos de unión”.

El experimento, por llamarlo de alguna forma, se denomina Laboratorio Ñ y en él participan los españoles Amaral, Iván Ferreiro (ex líder de Los Piratas), Pereza, Deluxe y el cantautor Quique González; y los argentinos Adicta, Babasónicos, Bersuit, Kevin Johansen, Lisandro Aristimuño y Súper Ratones. El encierro tiene lugar en Buenos Aires y, en esta ocasión, para espanto de la blogosfera y sin que sirva de precedente (suplicamos), en lugar de confesionario se ha habilitado… ¡un blog!, que para algunos por lo visto viene a ser lo mismo, pero con sindicación.

Aunque la SGAE y la Fundación Autor han puesto muchas esperanzas en el proyecto, lo cierto es que por aquí no acabamos de entender muy bien el tema y qué necesidad tiene, por ejemplo, Amaral de participar en cosas de este calibre o de beneficiarse de partidas que supuestamente deberían ir destinadas a la proyección de artistas noveles o desconocidos. De los demás casi no puedo decir nada porque ni los conozco ni sé qué casting han pasado ni qué pintan allí ni sin han sido novios de la Nuria Bermúdez o algo; pero, vamos, que si lo de que se trata es de luchar contra el intercambio libre de música en la Red para organizar retiros horteroespiritumusicales de esta índole, pues casi que me desvertebro.

El blog no tiene desperdicio, las entradas que hay por el momento responden al más puro estilo Fresita. Como muestra, basta echar un vistazo a este post de Deluxe, en el que queda de manifiesto que el sacrificio de muchos es la felicidad de pocos. Y así debe ser, no me seas insolidario:

“Fue cuando se arrancaron a tocar tangos cuando reaccioné realmente. Es que el acento, no resulta tan chocante si eres músico y vives en Madrid. Hoy, por fin, rompimos el hielo grabando una versión de nuestro querido Calamaro tocando todos juntos. Qué bonito levantarse en un país como este, con gente tan increíble para hacer lo que más te gusta en el mundo. Desde luego esto es un sueño hecho realidad, una experiencia del 10. Somos Felices”.

Y el único comentario al post a estas horas:

“Con mucha pena os lo digo: no tenéis ni idea de lo que es el arte, la música y la creatividad. Os habéis convertido en un producto más de una sociedad manipulada y consumista. Sois marionetas en el Gran Hermano. Me da pena por Deluxe, los otros no me gustan, así que tampoco siento ni deseo nada por ellos. ¡Qué lastima el tiempo que nos toca vivir! Contemplar cómo los artistas, que así se llaman, se faltan al respeto. En fin… luego no te quejes de 13 horas de vuelo y cursiladas de ese tipo. Por favor”.

No tenemos nada más que añadir.

Share