ello

Ad Free Blog es una campaña en contra de la publicidad en las bitácoras, uno de los asuntos más controvertidos en la blogosfera. La iniciativa me parece tan simpática como respetable, pues ya he dicho en más de una ocasión que, ante la ausencia de un decálogo oficial del buen blogger y de una Biblia del sacrosanto bloguero inmaculado, cada cual puede hacer de su blog un sayo y hacer en él y con él lo que le venga en gana y que será la audiencia quien decidirá quién es más y quién es menos en esto de la blogoesencia. Sin embargo, creo que la campaña parte de un supuesto erróneo que veo necesario precisar.

Éstas son las bases de la propuesta:

“By using this icon on my website I am stating…

  1. That I am opposed to the use of corporate advertising on blogs.
  2. That I feel the use of corporate advertising on blogs devalues the medium.
  3. That I do not accept money in return for advertising space on my blog”.

“Usando este icono en mi web, estoy diciendo…

  1. Que me opongo al uso de publicidad corporativa en las bitácoras.
  2. Que considero que el uso de publicidad corporativa en las bitácoras devalúa el medio.
  3. Que no acepto dinero a cambio de espacios publicitarios en mi bitácora”.

Todo bien, dentro de la opción personal de incluir o no publicidad en un sitio, salvo el segundo punto, en el que se intenta estipular una ley inmutable de la blogociencia: “el uso de publicidad devalúa el medio”. Toma ya, ni Einstein ciego de Lacasitos. A mi modo de ver, lo único que devalúa una bitácora es la escasa calidad o interés de los contenidos, y quizá también algún diseño desastroso que impida su lectura. Ni tan siquiera un logo tan cutrenaiff como el de esta campaña (que además no respeta los estándares en el código que proporciona) creo que pueda devaluar demasiado un blog. Por lo demás, habrá publicidad que devalúe y publicidad que revalúe. Pero tampoco me hagan mucho caso porque aún no he acabado el segundo curso de carrera blogosférica. Es sólo una reflexión.

Como documentación, les dejo algunas bitácoras terriblemente devaluadas por la publicidad:

Pobrecillas…

Vía: Microsiervos | Blogpocket

Actualización (21 nov-14.43 h): La cosa se ha puesto interesante. Échale un vistazo a nuestra blogofábula.

Share