La carne, que es muy débil

Así ilustraba un manual francés de mediados del siglo XIX (Las funestas consecuencias de…) lo malo malito que resulta para la salud practicar el onanismo sin orden ni medida. A la izquierda, el gusto. A la derecha, el disgusto. Y seguro que muchos aún no aprenderán la lección. Ya sabes, la masturbación, como el tabaco, mata lentamente.. ¿Tienes prisa?

Si Lorena Berdún levantase la cabeza. (uy, lo que he dicho).

Vía: Boing Boing

Share