Sony se ha decidido, por fin, a ofrecer a sus clientes un software para desinstalar el polémico y peligroso rootkit que había incluido en una gran cantidad de sus CD. La compañía, que no se corta un pelo, adjunta una serie de advetencias de uso en el desinstalador, especialmente en materia de copyright, que, si no fueran porque resultan insultantes, moverían a risa.

Tal y como recuerdan en Boing Boing, la compañía supo 28 días antes del lanzamiento de los CD que éstos estaban infectados, pero ha tardado 65 días en ofrecer una solución.

Share