“La llave de entrada a tu oficina portátil es una cuenta de correo electrónico. En mi caso,oficinaportatil@gmail.com. Entrar en tu cuenta, es como entrar en tu escritorio. Cada cosa que escribes, la envías a tu correo. Cada trabajo terminado, te haces un enviar. De esa manera, no importa la hora, el país, ni la ciudad. Entras a un cíber, y ahí aparecen tus trabajos. Siempre digo que me pueden secuestrar, subir a un avión y soltarme en el Congo, y pese a todo, sobrevivir. ¿Cómo? Fácil, voy al primer cíber, entro a mi oficina portátil, escribo la hazaña y la ofrezco a los editores que tengo en línea. Con una sucursal bancaria y un cíber se puede viajar por el mundo y sobrevivir escribiendo. Eso sí, trabajando, metódicamente en la oficina portátil, que no por ser invisible requiere de menos responsabilidad”

Fuente: elpais.es

Gracias, Toni.

Share