El billblog, o lo que sea

Era de esperar. Tras el éxito de la Million Dollar Homepage, ya sabes el estudiante que ha logrado un millón de dólares (y más) vendiendo un millón de píxeles de su página web, no iban a faltar copias y secuelas. La posibilidad de un enriquecimiento rápido en un medio tan innovador y sorprendente como Internet es una perita demasiado dulce como para dejarla pasar. Y ya se sabe que, a falta de ideas originales o de proyectos inteligentes, buenas son peras. Bien, pues hete aquí que Yijun Sun, un joven canadiense de 21 años, ha decidido adaptar la experiencia de Alex Tew a la blogosfera. Bueno, más o menos, lo que ha hecho es abrir un blog, The Million Dollar Sound Off, con el único objetivo de vender 200.000 caracteres de un post al precio de 5 dólares por unidad. Total: otro milloncejo de dólares by the face.

La copia se me antoja tan burda y descarada que dudo mucho que pueda tener éxito, aunque líbreme Byte de afirmar de manera rotunda que será un fracaso. Si algo ha demostrado la Red es que es capaz de albergar y dar proyección a genialidades y vulgaridades por igual. Así que vaya usted a saber. Por copiar, Sun ha copiado hasta el FAQ de Tew, pero lo cierto es que, a pesar de que el billblog, como el autor lo llama, fue puesto en marcha el pasado 5 de enero, a día de hoy no se aprecia venta de carácter alguno. ¿Segundas partes nunca fueron buenas?

Eso sí, si por un causal la idea (llamémosle así) prospera, habrá que prepararse para lo que se nos vendría encima: el foro del millón de dólares, el chat del millón de euros, el confidencial del millón de algo, el wiki del otro millón de otro algo, el podcast de bla, el vlog de bla bla… Vamos, la blogoloto, la ilusión de todos los días.

Vía: Adrants

Actualización (10 ene-07.53 h): La realidad supera siempre la mejor ficción. A través de uno de los comentarios a este post descubro nada menos que un ranking de páginas del millón. Menudo circo. Resulta ya casi todo un género, aunque no he podido ver si alguna de esas web es anterior a la de Alex Tew.

Share