Revuelo, mucho revuelo y no demasiadas nueces es lo que ha dado de sí la keynote de ayer de Steve Jobs, dentro de la Macworld Expo de San Francisco. Seguimiento masivo, a pesar de celebrarse a puerta cerrada, y una legión de miles de seguidores que parecían dispuestos a invertir en bolsa o a agotar las existencias nada más ponerse en circulación. Pero las novedades de Apple no se restringen a este circo que el buen Jobs se monta de cuando en cuando para encandilar al personal que se deje. Por lo bajini, Apple introduce también novedades un tanto menos confesables y, desde luego, nada anunciables a bombo y platillo.

Cory Doctorow nos informa en Boing Boing de una inquietante novedad en la versión 6.02 para Mac del reproductor iTunes. Según esta información, iTunes incorpora una funcionalidad denominada Mini-Store que ofrece datos sobre el tema que se esté escuchando en cada momento y enlaza a la compra de material del mismo artista o de música relacionada en Music Store. Todo estupendo en apariencia, salvo por el detalle de que para que esta herramienta funcione se necesita que tu iTunes remita información personal hacia Apple. Es decir, que Apple sabe lo que escuchas, cuándo lo escuchas y cómo lo escuchas.

Tal y como señala Cory, lo peor es que, en principio, iTunes ofrece la posibilidad de desactivar esta función, pero no deja claro si el flujo de información desde tu ordenador se mantiene. Apple tampoco ofrece explicación alguna de cómo recopila tu información personal ni qué usos va a darle.

Cabe recordar que, al igual que algunos CD de los que ya hemos hablado, los temas que compras en la Music Store de Apple incluyen un DRM que te imposibilita escucharlos o copiarlos en cualquier reproductor.

Actualización (11 ene-16.19 h): Las actualizaciones se suceden en Boing Boing. Básicamente se añaden comentarios de usuarios que afirman que, una vez desactivada la Mini-Store, ninguna información es enviada a Apple. Algo que comienza a dejarnos más tranquilos.

Actualización (12 ene-13.25 h): Javier nos avisa en los comentarios de que parece que se confirman las peores sospechas.

Share