Portada del libro

José Antonio Durán publica en La Cueva de Zaratustra unz reseña de su reciente libro sobre Alfredo Vicenti, considerado el maestro “por excelencia” del periodismo español:

“Caso único, solía superar las crisis biográficas mejorando el status profesional. Apenas llegado a la Villa y Corte, sustituyó a Murguía en la dirección de la extraordinaria Ilustración Gallega y Asturiana de Alejandro Chao (1880-1882) y fue clave en la progresión de El Globo, el gran diario de Castelar (1880-1895). Aún lo dirigía, cuando logró convocar representantes de veintitantos periódicos y seis agencias de distintos colores políticos para crear la Asociación de la Prensa de Madrid (15-II-1895). Enemigo de los cargos, cedió a Miguel Moya la presidencia. Cuando se fue al paro, disconforme con la evolución política de Castelar, Moya lo introdujo en El Liberal (1896-1916). En ambos casos, como jefe de redacción, dispuso y afinó “la gran orquesta”, dirigiéndola después en los mejores años. Así murió. Como director del diario de mayor fuste intelectual de la España de su tiempo”.


El libro ha sido editado por Taller Ediciones que, además, publicará en breve un documental sobre la figura de este pilar del periodismo español y alguno de sus textos.

Gracias, Jorge.

Share