“Así que primero demandan a sus clientes, y ahora, maliciosamente, incluso les ponen más difícil escuchar música, mutilando su música y sus reproductores. Estos tipos merecen que se les saque del negocio, obviamente no les gusta la música, y no entienden a sus propios clientes. ¿Es sólo una conducta suicida o es que actúan a las órdenes de…. quién? ¿De la FEMA? ¿Rumsfeld? ¿Bin Laden?”


David Byrne
, ex componente de Talking Heads, en David Byrne Journal.

Vía: Boing Boing

Share