Tan sólo 50 milisegundos es lo que tarda un internauta en formarse una primera opinión de una web. Es decir, que primero va la imagen y después la palabra (vía Isopixel y Menéame).

Share