La trama, al descubierto

Roger Rabbit: “Es un movimiento alentado por intereses oscuros. Hay quien quiere cargarse la propiedad intelectual por beneficio propio. El sector animado quiere cargarse la propiedad intelectual y expulsar de la cadena del audiovisual a agentes tradicionales, como los productores o los distribuidores, para entrar ellos y pagar lo menos posible. Mortadelo, Snoopy y otros conocidos dibus están detrás de este movimiento”.

Siento no ser tan gracioso como Pedro Farré, pero se hace lo que se puede.

Share