Congreso de Meteorología

Un tanto anonadado me he quedado con la repercusión que tiene la tradición estadounidense del Día de la Marmota en el ámbito hispano, lo cual amenaza gravemente con acabar convirtiéndose en una importación más de un elemento ajeno a nuestra cultura, tal que el dichoso Papá Noel o Halloween. Vale que todos nos reímos muchos con la marmota de marras en Groundhog Day y vale también que estamos todos por la fusión de culturas, ideas, sueños y continentes. Pero, vamos, a cada hito lo suyo, y éste ciertamente creo que no se sostiene por ningún lado.

Para el que no sepa de qué va la cosa, les contaré que cada 2 de febrero miles de personas se dan cita en Punxsutawney (Pennsylvania) para ver si el invierno será largo o corto. El experimento científico que atrae tanta atención es ver si una marmota, bautizada de forma harto original como Punxsutawney Phil, es capaz de ver su sombra o no. Si al salir de su madriguera, el día está nublado y la pobre meteoróloga no ve su sombra, el invierno será corto. Si ocurre lo contrario, el invierno será largo. Este año Punxsutawney Phil vio su sombra y todos entendieron de inmediato que al invierno le queda cuerda para rato.

Como atracción no está mal y como tradición, tampoco, para quien le guste. Mucho mejor que las intervenciones de Bush ante el Congreso, desde luego. Pero como comprobación científica, ustedes ya me dirán. Sobre todo si tenemos en cuenta el número de marmotas que puede haber en el mundo y la de nubes y claros que les pueden afectar a lo largo de todo un 2 de de febrero. Sin irnos demasiado lejos, en Canadá hay otra marmota del tiempo, Wiarton Willie, que mismo día y mismo hora fue incapaz de ver sombra alguna, es decir que el invierno tiene los días contados.

Así que más que Día de la Mamota, estamos ante el Día de laS MarmotaS o, mejor aún, el Día de los Marmotas, ese día (otro más) en que a una parte de la humanidad le da por elevar una simple coincidencia a grado de ley inmutable. Y después se ríen a mandíbula batiente cuando les hablan del calentamiento global. Animalitos.

Share