Parece que el viejo Oeste se renueva, y no sólo los cowboys, el ganado también experimenta alguna ligera transformación.

Share