Global Voices Online incluye la reacción de la blogosfera iraquí a la crisis de las caricaturas dentro de un post general sobre distintos aspectos de actualidad de aquel país. Continuando con nuestra línea de ir traduciendo las reacciones a este polémico asunto, hemos extractado el capítulo correspondiente y lo hemos traducido de forma libre. A diferencia de nuestras dos entregas anteriores (Jordania y Marruecos), en este caso he optado por traducir prácticamente el post completo, ya que las citas textuales van en la mayoría de los casos intercaladas entre comentarios del editor de Global Voices Online.

En esta ocasión destacaría la dureza con la que se manifiestan algunos bloggers en contra de sus propios compatriotas y hermanos de fe, atribuyéndoles la responsabilidad no sólo de los altercados, sino también de la aparición de las caricaturas. Pero hay de todo, como en el resto de los casos también.

Majed invita a sus lectores a enviar una carta al ministro danés de Asuntos Exteriores. “Esta carta es muy importante porque las caricaturas son un ataque contra una quinta parte de la población mundial”, señala.

A Family in Baghdad se hace eco de un email remitido por un Cristiano que también se siente ofendido por las caricaturas:

“Escribo para decirle que, aunque soy Cristiano (Católico, para ser exactos), me siento muy fui ofendido por “las historietas”, o caricaturas como prefiero llamarlas, del Profeta Mahoma (la paz sea sobre él). Usted podría preguntarse, ¿cómo puedo estar ofendido si no soy Musulmán? “

Iraq the Model no quiere entrar en el debate, pero no puede resistirse debido “a algunas reacciones inaceptables por parte de algunos musulmanes… sobre todo por parte de algunos iraquíes”. Omar critica al ministro de transportes por anunciar la ruptura de relaciones con Dinamarca y Finlandia. “Con esto sólo se consigue dañar a Irak y los iraquíes”, para añadir a continuación: “Lo que quiero decir es que pienso que estas reacciones exageradas fueron planificadas por algunos regímenes de Oriente Medio y no son una mera reacción popular”.

Tras cuatro meses de silencio, Zeyad enlaza a un archivo de pinturas históricas y dibujos de Mahoma y critica las imágenes de las protestas Musulmanas en Londres: “Por mi vida, no puedo entender cómo la policía británica es tan permisiva con los manifestantes. Esos que protestan están en contra de la libertad de expresión en Europa, pero utilizan esa misma libertad de expresión para libre reclamar asesinatos y derramamiento de sangre”.

Baghdad Dweller recuerda que las tres religiones monoteístas prohíben la idolatría.

An Iraqi Tear se pregunta “¿por qué Alá es terrotista y Dios no lo es?”. Y explica: “Cuando Bin Laden , aquí debo admitir que no estoy de acuerdo con Bien Laden y su forma de defender el Islam, dijo que Alá le ordenó atacar las WTI se convirtió en un terrorista, pero cuando Bush dijo que Dios le había inspirado para invadir Irak se convirtió en un hombre de paz”. “En Irak hay manos detrás de las cortinas que se benefician tanto de de las caricaturas sangrientas como de los ataques a las iglesias”.

Alaa, de The Mesopotamian dice: “Soy creyente y practicante del Islam; por tanto, naturalmente que considero ofensivo la falta de respeto a los símbolos religiosos islámicos”, pero “hay quienes desean dañar las relaciones entre Occidente y el mundo musulmán, además de que no deberíamos olvidar la contribución de Dinamarca al esfuerzo aliado en IraK.” Alaa también llama la atención sobre unas declaraciones del Al-Sistani en las que que deplora las historietas, pero “acusa a los extremistas y Takfiris por el daño que han hecho a la imagen del Islam en el mundo”.

Truth About Iraqis apunta a la hipocresía de los árabes que se manifiestanen contra las caricaturas, pero ignoran “la tragedia de Irak”. Y se pregunta: “¿Dónde está el valor y el honor de los árabes ahora? ¿Cuántas embajadas quemaron los valerosos árabes cuando los horribles torturas de Abu Ghraib salieron a la luz?”

Share