Yahoo está de nuevo en la picota. Reporteros sin Fronteras la acusa de volver a facilitar datos al Gobierno chino para la detención y encarcelamiento de Li Zhi, un joven internauta de 35 años residente en la provincia de Sichuan, a quien se le achaca haber utilizado un cuenta de Yahoo de forma anónima para expresar sus opiniones en foros y salas de chats, y de comunicarse con disidentes del exterior.

Se trata del segundo caso en un año, tras la detención de Shi Tao, que ya hemos tenido ocasión de comentar. Li Zhi es socio de Reporteros sin Fronteras.

También hablan del asunto John Battelle y Antonio Ortiz.

Share