“Alerta, no empieces a enlazar a cualquiera, debes seleccionar muy bien a tus futuros compañeros de viajes. Analiza qué es lo que escriben y descarta a todo aquel que no siga las instrucciones que te estoy contando aquí. Sobre todo aléjate y nunca halagues ni enlaces a autores cuyos blogs está creciendo rápidamente, o que tienen esas habilidades que tú deseas pero que no tienes. Huye como la peste de aquellos blogs que critican a otros blogs, sean o no de amigos. Las críticas no son buenas para lo que queremos lograr.

Eso sí, suscríbete a sus RSS y sigue sus noticias y comentarios. Te servirán para enterarte de cosas que no sabrías de otra forma –recuerda que esa persona se mueve en un cluster diferente– y para conocer qué es lo que piensa. Si alguna vez escribe sobre algo interesante y quieres escribirlo en tu blog, nunca, repito, nunca, lo cites como fuente. Busca primero en Technorati, Memeorandum, Google o Yahoo News. Coge la noticia más lejana, en el idioma más raro que encuentres y cítala a esa en el “vía”. Tiene un beneficio adicional: la gente pensará que estás demasiado bien informado, que tu blogroll es impresionante, que lees mucho y rápido y que además dominas idiomas muy raros. Es impagable”.

Juasssss, real como la blogosfera misma. Más en Blogger 2.0, de Ricardo Galli.

Share