Yahoo ha dado el paso, un paso importante que puede hacer cambiar de raíz las relaciones y las actuaciones de las empresas occidentales que operan en China. Seriamente tocada por la repercusión que están teniendo sus prácticas colaboracionistas con el Gobierno chino y por la llamada a capítulo de la que ha sido objeto por las autoridades estadounidenses, Yahoo reclama ahora “un frente común de las principales compañías de Internet, los grupos de comunicación y las autoridades americanas para poder afrontar el problema”.

Quizá sea lo más razonable que hemos leído desde que comenzaron a hacerse públicas las denuncias contra el colaboracionismo de las empresas occidentales en el país asiático (Yahoo, Google, Microsoft…) y, desde luego, supone un claro avance frente al argumento manido y reaccionario de “estar activo en un país implica respetar las leyes que carecen de transparencia o irse”. Yahoo reconoce ahora que lo que hace no está bien, pero también tiene claro que “una compañía no puede luchar sola para acabar con el problema. Ninguna empresa, ningún sector puede resistir en solitario”.

Falta saber qué respuesta tendrá del resto de compañías implicadas y qué eco tendrá esta iniciativa en la Red. Pero desde aquí ya felicitamos abiertamente a los responsables de la empresa y animamos a empresas, medios de comunicación y gobiernos occidentales a secundar este frente. Es muy posible que Occidente precise del potencial económico chino, pero es del todo seguro que China necesita aún más el desarrollo tecnológico occidental y los mercados occidentales para expandirse y subsistir. Cambiar tecnología por democracia no me parece mala opción para el Gobierno y, sobre todo, el pueblo chinos.

Actualización (15 feb-00.53 h): José Luis nos avisa en los comentarios de que el movimiento ya está en marcha.

Share