Pedro Farré, director de Gobierno Corporativo de la SGAE, ha protagonizado hoy un Encuentro Digital en elmundo.es para cambiar impresiones con los lectores sobre la nueva Ley de Propiedad Intelectual (LPI). Como nota más destacada, ni una sola pregunta en defensa de la LPI y ninguna felicitación a la SGAE. Si esto puede ser tomado como baremo del sentimiento popular, más de uno debería replantearse su estrategia. Por lo demás, destaco algunas de las perlas del diálogo y algunas notas mías:

“El canon se justifica en base a la necesidad de compensar las pérdidas que el desarrollo tecnológico genera a quienes crean los contenidos”.

Nota: Me pregunto, ¿puede el desarrollo tecnológico perjudicar a alguien? ¿A los artistas? ¿La irrupción del vinilo, lo estudios de grabación, las sofisticación de los instrumentos, la imprenta, los impresionantes equipos de sonido que permiten conciertos multitudinarios, el micrófono, los efectos con que se falsean (perdón, mejoran) las condiciones vocales e instrumentales en las grabaciones, la televisión, la radio, Internet… perjudican a los creadores? Cielos, ¿hacia dónde se dirige la humanidad?

“La SGAE tiene 85.000 socios y no recuerdo a ninguno que nos haya manifestado que no quiera cobrar por su trabajo y por su talento y que no quiera que se defiendan sus derechos. Al contrario, nos exigen que la SGAE los defienda con todo el rigor posible. Creo que detrás del copyleft y derivados hay intereses comerciales con nombres y apellidos. Cualquiera que tenga un poco de curiosidad, podrá descubrirlo navegando simplemente por la Red. El copyleft no tiene sentido en un mundo moderno del mismo modo que tampoco lo tiene reivindicar la abolición de los derechos de los trabajadores. Los derechos de autor son los derechos de los trabajadores de la cultura, nada más y nada menos”.

Nota: Pues no he encontrado nada al respecto en este documento sin importancia.

“En Internet lo que no se conoce, no existe. La gente solo se descarga de los P2P aquello que conoce por los cauces tradicionales de la información y de la comunicación. El grueso de las descargas encajan en ese modelo. El resto es excepcional. La gente, como regla general, acude a los conciertos de los grupos y solistas que conoce no en el P2P sino en otros canales de comunicación”..

Nota: Ya será para menos.

“La SGAE nunca exige el pago de la licencia en los lugares donde no se explota el repertorio de nuestros asociados. Me gustaría que algún día me demostraran qué repertorio que no sea de la SGAE tiene acogida entre el público. Le recuerdo que la SGAE gestiona el repertorio nacional de música, cine, teatro y danza y también todo el repertorio internacional, ya que tenemos suscritos contratos de representación con todas las entidades de gestión del mundo.

Nota: Je je je

“La cultura no se morirá nunca. Lo que sí puede perjudicarse son los derechos de quienes trabajan, de quienes depositan su talento, en la creación de obras, esto es, artistas, autores, productores… ¿Tienen todos estos trabajadores menos derechos que un periodista o que un panadero?”

Nota: los periodistas no cobrarmos derechos de autor. Creo que los panaderos, tampoco. Y les aseguro que algo creamos.

“Los intermediarios existirán siempre. Por una sencilla razón: lo que no se conoce, no existe. Los contenidos necesariamente deben ser producidos, empaquetados, publicitados. ¿De que me sirve la libertad creativa o la libertad de expresión si no tengo quien me escuche?”

Nota: Pues parece que alternativas haberlas, haylas. Y no van nada mal.

“Les invito a que naveguen por determinadas páginas en apariencia alternativas. Quienes quieren cargarse el modelo moderno de derechos de propiedad intelectual, el que tanto costó conseguir (como cualquier derecho fundamental), son algunos que quieren pagar menos o incluso no pagar. Es decir, que quieren lucrarse a costa de quienes crean los contenidos, esto es, los autores. Desde la SGAE, porque así nos lo exigen nuestros asociados, no podemos permitir que una cosa así suceda. Es más, creo que los parlamentos y los jueces de todo el mundo desarrollado nunca lo permitirán”.

Nota: Vale, pues hagamos un trato.

* Las negritas son mías.

Se habla también del tema en David Bravo, Abadía, Casiopea, Trash Talk, Fortran, Menéame I, Menéame II

Share