No tengo nada en contra del humor, más bien todo lo contrario, el humor no es sólo en muchos casos sinónimo de inteligencia sino, lo que es aún mejor, te hace ver la vida desde una óptica diferente y pasar unos ratos inolvidables. Lo que ocurre es que a veces no se calibran demasiado bien los efectos que una gracieta puede provocar en los demás, y entonces el humor se convierte en broma y, normalmente, en broma pesada o de mal gusto.

Es el caso de los periodistas editores de los blogs chinos Massage Cream y Milk Pig, que la pasada semana alertaron a la comunidad internacional al colgar en sus bitácoras el aviso de su cierre “debido a razones inevitables que todo el mundo conoce”. Blanco y en botella, leche. La única razón inevitable que todo el mundo conoce para que se cierre un blog chino es la censura gubernamental. Así que, tras aparecer publicado en la web de Reporteros sin Fronteras, corrieron ríos de bytes por toda la web, incluida esta bitácora, en defensa de la libertad de expresión y de los bloggers censurados.

Hoy AsiaMedia informa de que los bloggers en cuestión acaban de admitir (y eso que ya ha pasado una semana) que sus cierres no eran más que una broma coordinada con la única y sana intención de… eso, de hacer una broma, tal y como comenta la autora de Milk Pig:

“I like to make jokes but apparently this time it didn’t make everyone laugh. My intention was not to make fools of you. I don’t want you or the foreign media to think that”.

“Me gusta hacer bormas, pero parece que esta vez eso no ha hecho ninguna gracia. Mi intención no era tratarlos como tontos. No quiero que tú ni los medios extranjeros piensen eso”.

Pues, vale, todo está muy bien, si no fuera por la cantidad de bloggers, periodistas y otros muchos ciudadanos chinos que sí sufren en sus carnes desde hace años la represión del Gobierno y cuya voz, dentro o fuera de la blogosfera, sí ha sido silenciada y condenada, en muchos casos, a prisión o a cosas aún peores.

Como bien advierte irónicamente AsiaMedia al inicio de su artículo:

“Never believe everything you read, especially if it comes from a journalist”.

Con lo que tampoco puedo estar de acuerdo en su totalidad, pero que me lo tomo con el humor que merece.

Share