La CRIA, asociación de discográficas canadienses, ha publicado un estudio sobre la relación entre las descargas libres de música en la Red y su impacto en el mercado discográfico. El resultado no nos sorprende, porque es lo que hemos defendido siempre, pero sí sorprende que el estudio provenga de uno de los muchos organismos que se dedican a perseguir con saña a la música libre y a los usuarios de las redes P2P.

Michael Geist ha resumido el informe de 144 páginas en seis puntos fundamentales, y en cuatro conclusiones demoledoras. Un estudio y unas verdades objetivas que toda ministra, diputado, músico, discográfica y empleado de la SGAE deberían conocer:

“Las descargas de música en las redes de pares constituye menos de un tercio de la música en las computadoras de los usuarios.

Los usuarios de la redes de pares frecuentemente prueban la música en los servicios de P2P antes de comprar.

La gran mayoria de la población que descarga música en las redes de pares, tambien es la gran mayoria que compra música.

Y que la pequeña reducción de las compras poco tiene que ver con la disponiblidad de la música en la redes de pares”.


Vía:
Menéame

Share