“Mientras banqueros, empresarios y constructoras diseñan sus negocios, los demás ciudadanos asistimos con asombro a la precarización del empleo, el encarecimiento de la vivienda y la privatización de lo público. Nuevos planes amenazan con hacer de la cultura exclusivamente un negocio….”

Leyendo este manifiesto de una nutrida representación de los creadores de base, intuyo que la revolución en el campo de la cultura tendrá muchos escenarios. No sólo el copyleft, también el desmantelamiento de la aristocracia cultural, la misma precisamente que se pone enferma con sólo escuchar la palabra ‘compartir’.

¿A quién representa, entonces, la ministra cuando habla de ‘cultura’ y de defender a los creadores? ¿Y a quiénes representan los representadores ?

Bueno, vale, sí, da toda la impresión de que, en realidad, finalmente sólo habrá un escenario.

(Mientras tanto, otros no cejan en su empeño).

Fuente: Manifiesto contra la precarización y la privatización de la Cultura | Ocupación del Cine Andalucía

Vía: Sonia Blanco

Share