El Gobierno chino detuvo el pasado 22 de febrero al blogger y documentalista chino Hao Wu, editor de Beijing or Bust y colaborador habitual del excelente Global Voices Online. ¿El motivo? No es que en China se precisen demasiadas excusas para detener a alguien, pero en este caso parece ser que el detonante fue la grabación por parte de Hao Wu de una boda según el rito protestante, proscrito en ese país.

Lo cierto es que desde entonces el blogger se encuentra incomunicado y sin asistencia letrada, es decir sin abogado que lo represente y vele por su seguridad. Algo que, tal y como publica su hermana en el blog Wu Hao Familiy, parecía iba a cambiar en los últimos días tras recibir una carta en la que se le aseguraba que su hermano podría finalmente acceder a un abogado. Sin embargo, su gozo en un pozo, ya que las autoridades han decidido volver a negar al detenido la más mínima asistencia jurídica.

Rebecca MacKinnon
, una de las fundadoras de Global Voices Online, mantiene un blog dedicado específicamente a reclamar la libertad de Hao Wu y a informar de cuanto acontece en torno a su detención.

Share