Lo primero es reconocer que tienes un problema, sólo entonces podremos ayudarte. No hay cura para la blogoadicción, pero sí ayuda para hacerla más llevadera:

“You are not alone. Millions of people struggle with blogging. For some it’s cost them their health- for others, their families. Bloggers Anonymous is here for people like you- who want to stop but can’t. We can help”.

Sigue los doce caminos hacia la salvación de tu alma, si es que aún te queda alguna.

Vía: Hermano Eduardo

Share