“Un monstruo como El Koala no se improvisa. Ese nivel de tosca zafiedad exige muchos años de preparación y, sobre todo, el apoyo entusiasta de los medios públicos de difusión. Jesús Rodríguez, ahora El Koala y antes Ducati, es una semilla punk -«Santos Putos» fue su primer grupo- que, en el calor de la falsificación cultural del felipismo, fue creciendo hasta ser una estrella del Canal Sur, esa gloria cultural que, con cargo al Presupuesto, sostiene la imagen de Manuel Chaves y del socialismo andaluz”.

Está claro que el sueño de la razón produce monstruos.

Fuente: ‘El músico de Zapatero’ (Manuel Martín Ferrand – ABC.es)

Share