Un nuevo agujero en Firefox permite que supuestos atacantes puedan conocer datos del sistema tales como la ruta de instalación o el perfil del usuario. Solución transitoria: deshabilitar el Javascript (vía Abadía Digital).

Share