Me acaba de llegar por correo: “Haber que tan inteligente eres”. Si hubiese sido “A ver qué tan inteligente eres”, igual hasta lo habría abierto antes de enviarlo a la papelera.

Share