Videolog

Me ha resultado curiosa la noticia de que el Parlamento Europeo no incluirá a los blogs dentro de la nueva directiva sobre ‘TV sin Fronteras’ con la que se pretende regular los criterios éticos y publicitarios de los medios audiovisuales, “independientemente de la plataforma de difusión que utilicen”:

“La normativa establece los principios mínimos que todos los suministradores de servicios audiovisuales en el mercado europeo deben respetar en materia de restricciones cuantitativas y cualitativas a la publicidad, protección de los menores, responsabilidad editorial o identificación de las comunicaciones comerciales, por ejemplo”.


Y me ha resultado curioso porque no tenía ni idea de que las bitácoras pudieran ser consideradas ‘medios audiosivuales’, salvo que se considere como tal cualquier sitio de Internet, ya que cada vez es más difícil encontrar páginas en las que no se combine texto con imágenes, audio o vídeo. Y también porque las declaraciones de la comisaria europea acerca del ámbito de esta directiva contienen un matiz inquietante: no estarán sujetos a ella “la inmensa mayoría de los blogs”. ¿La inmensa mayoría? ¿A qué se refiere la comisaria? ¿Qué tipo de blogs sí van tener que regirse por ella?

Según el texto que se debate en el Parlamento, un medio audiovisual es:

“Un servicio cuya principal finalidad es proporcionar imágenes en movimiento, acompañadas o no de sonido, con objeto de informar, entretener o educar al público en general, a través de redes de comunicaciones electrónicas”.

Es decir, que no veo blogs que se dediquen a tal menester, salvo que se considere a los videoblogs como tales. Y, efectivamente, puede que por ahí vayan los tiros. Pero, entonces, nos encontramos nuevamente con la famosa ‘paradoja Apple’. Es decir, considerar a los blogs (en este caso concreto los vblogs, y reitero que no es más que una deducción que puede ser errónea), como medios sólo en lo que a obligaciones y restricciones se refiere, pero no en los derechos y ventajas que otorga la práctica oficial de periodismo.

Trasladando este criterio a los blogs o los podcasts, supondría por ejemplo que éstos estuvieran sujetos sólo a los controles que la Ley establece para los periódicos y emisoras de radio, pero no a los derechos inherentes a la libertad de expresión o libertad de información.

Habrá que estar atentos para ver cuál es esa minoría a la que se refiere la comisaria, y cómo se encajan derechos y deberes en este nuevo intento de control de contenidos en la Red.

Share