El Congreso de los diputados debate hoy las enmiendas aprobadas en el Senado para el proyecto de ley por el que se modifica el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual (LPI), es decir la famosa reforma de la LPI. Ya sabes, canon para todos y copia privada para casi nadie. No se esperan sorpresas, toda vez que los dos ‘grandes’ de la política nacional, socialistas y populares, han pactado ya su beneplácito a las exigencias de la industria y las entidades de gestión a costa de los votantes, perdón, de la ciudadanía.

Dicen que la única esperanza habita en el los círculos críticos que asesoran a José Montilla. Carmen Calvo se mantiene en sus 13.

Buen momento para que los votantes, perdón, la ciudadanía tome buena nota de quién defiende realmente sus intereses y les devuelva el favor en las próximas citas con las urnas. Luego más de uno se preguntará por qué la gran mayoría de los votantes, perdón de la ciudadanía decide abstenerse. Si es que no les tienen paciencia.

Share