RemoveWGA le pone las cosas difíciles a Microsoft en su lucha contra la piratería (vía Kriptópolis).

Share