“Es algo que no se comenta mucho -o nada-, pero se debería hablar del daño que causa la SGAE a los grupos de teatro independiente. Por ejemplo, un centro cultural o un teatro nos contrata, actuamos, nos pagan y luego llegan al teatro los del SGAE a cobrar los derechos de autor, sin justificar ni demostrar si la obra representada es o no de un socio del SGAE. Eso provoca que las programaciones se encarezcan más aún. Da igual que se trate de teatro para niños, de crear la base de nuevos espectadores para el futuro del teatro: la SGAE va y cobra.

Algunos programadores teatrales me han referido personalmente que en una primera visita de los agentes del SGAE se han sentido tratados como delincuentes”.

Comentario de José Luis en un post de Linotipo sobre Títeres y Blogs.

Share