Y aún dirá el portero que lo ha parado y todo. Probablemente el penalti más cutre de la historia.

Vía: Digg

Share