No se puede decir que la ‘travesurilla’ de Banksy, nada menos que poner en el mercado 500 copias ‘tuneadas’ del primer (y dicen último) CD de Paris Hilton, no venga acompañada de una cuidada promoción. Aquí tenemos el vídeo del making off, pero también hay set en Flickr.

Particularmente, yo hubiese preferido que se ‘hackeara’ el contenido musical. Vale, que los millones hacen milagros y hasta una hija de superpapá puede sonar como si fuese Prince (arreglos, producción e instrumentistas son cosa de presupuesto). Pero siempre me parecerá un insulto a la música y sobre todo a esos miles de músicos con talento que no cuentan con una sola oportunidad en este corrupto modelo de producción cultural.

Y eso el público lo sabe.

Aunque, ciertamente, no se puede decir que no haya quedado mona:

Paris Hilton Reloaded

Por cierto, se saben ése que dice:

“¿Cuál es la diferencia entre Paris Hilton y Milli Vanilli?…

… Juer, que lo de Milli Vanilli coló durante un tiempo”.

Share