Un spammer, condenado a 9 años de prisión. La noticia triste del día. Otros en cambio se ceban en el dolor.

Share