Una vez más, determinadas cadenas de televisión han vuelto a maltratar al espectador al incumplir los horarios de sus programas. El temor por el arrastre de audiencia del partido de Champions del pasado martes provocó que Telecinco nos deleitara con un zapping temático sobre O.T. para retrasar Hospital Central y que cuatro retrasara Anatomía de Grey con sus Surferos.

Recientemente veíamos como el Gobierno modificaba la Ley de contraprogramación para rebajar de quince a tres días el plazo con el que las cadenas pueden variar su programación. Como razón se alegó que las nuevas tecnologías podrían permitir al usuario conocer los cambios con menos tiempo (como la Guía de Programación -EPG- de la Televisión Digital Terrestre). El problema está en que el cambio no fue avisado en las guías de programación y los usuarios tuvieron que esperar un rato más para ver empezar las series.

No es solo la única falta de respeto a los telespectadores. Además de contraprogramar, en numerosas ocasiones la puntualidad brilla por su ausencia y rara es la serie o película que vemos con los créditos completos.

El lunes iniciará sus emisiones regulares Sony Entertaiment Television en la Televisión Digital Terrestre. Es uno de los pocos canales que pueden presumir de aprovechar los avances tecnológicos, respetar sus productos y ser puntuales. A ver si eso no cambia con el tiempo…

Share