Muchos personajes de libros infantiles son conocidos internacionalmente, y uno de tantos tiene patente española: el Ratoncito Pérez.

Pero lo más curioso de este personaje es que a pesar de ser imaginario tiene un hogar real, el mismo lugar donde su autor, el padre Coloma, situó la vivienda del roedor. Este lugar se encuentra en la calle del Arenal, 8, de Madrid, donde se puede apreciar una placa conmemorativa que el Ayuntamiento de Madrid colgó con el propósito de rendir homenaje a esta leyenda, y en la cual se puede leer:

“Aquí vivía, en una caja de galletas, Ratón Pérez, según el cuento que el padre Coloma escribió para el niño Rey Alfonso XIII.”

De este modo, los más pequeños mandan cartas e incluso dientes a este domicilio, con la ilusión de que el Ratoncito Pérez les atienda. Y es que, ¿quién no ha puesto un diente debajo de la almohada?

Share