El pecho de Materazzi es de acero. Después de lo de Zidane el chico se ha preparado a conciencia y ya lo para todo, bueno… casi. O al menos así es como lo ve Nike.

Vía: Gran Isla

Share