OneWebDay

UnDíaWeb, ésta es la efeméride que se celebra hoy en todo el planeta, por primera vez y con la esperanza de servir de precedente, para reconciliarnos a todos los locos internautas con la Red. OneWebDay pretende que durante una jornada reflexionemos sobre lo que ha significado Internet en nuestras vidas y lo manifestemos de alguna forma: posteando, lanzando vídeos, charlando con los amigos, podcasteando, cesando de mandar spam… en fin, que las posibilidades son infinitas.

La idea es de Susan Crawford y el nombre, de David Weinberger, que exige explícitamente ser citado (!?), y hay saraos montados por todo el globo: EEUU, Japón, Canadá, Italia, Inglaterra, Serbia, Bulgaria, Austria… Hasta los más preclaros A-Bloggers se han sumado a la fiesta.

Mi aportación a la celebración es necesariamente sencilla e improvisada, ya que me acabo de enterar del suceso (a buenas horas…):

Internet me ha cambiado la vida supongo que en la misma proporción que la imprenta se la cambió a los coetáneos de Guthemberg: abriéndome un campo de comunicación hasta ahora desconocido, democrático, abierto y global. Desde que comencé a navegar, y a medida que fui descubriendo más y más posibilidades, la Red se ha ido convirtiendo en el centro neurálgico de mi actividad, bien como recurso, como divertimento o como aportación activa en el caso de las web que sostengo, en general; y de esta bitácora, en particular.

Hay un Manolo Almeida antes y después de Internet. El que ustedes conocen es el de ‘durante’ 😉

Share