mentecato

(De mentecapto).

1. adj. Tonto, fatuo, falto de juicio, privado de razón. U. t. c. s.

2. adj. De escaso juicio o entendimiento. U. t. c. s.

Mentecato

fue la palabra que anegaba mi boca cuando desperté. Probablemente se había colado entre los resquicios de algún sueño nocturno y tomado posesión de mi hemisferio cerebral izquierdo, un viejo espíritu burlón dispuesto a fastidiarme la jornada consciente. Se asomó de nuevo durante el desayuno, mientras comtemplaba en la televisión los desvaríos de un político mediocre con cara de no haber roto nunca un plato, flequillo de colegial y corazón negro como boca de lobo.

Mentecato

murmuré en la cara del conductor de autobús, un individuo que todas las mañanas emitía un gruñido en respuesta a nuesto “buenos días”.

Mentecato

pensé del tipo que renegaba en voz alta de su asistenta filipina porque limpiaba con detergente la escobilla de su váter de diseño.

Mentecato

quise decirle a ese compañero que disimulaba su incompetencia ridiculizando a los demás.

Mentecatos

advenedizos que airean sus miserias en chalés televisados,
ciegosordomudos voluntarios que permanecen sentados a toda costa en el metro, ignorando a mayores e impedidos,
especuladores de almas, esperanzas y fortunas,
y el vecino que tira los cristales en el contenedor de papel, el papel en el recipiente de los plásticos y deja la basura orgánica y la mierda de su perro en el suelo de todos, que no en el de su casa.

Mentecato.

Qué muchedumbre puede albergar un recipiente de sólo ocho letras.

Me acosté agotado y conseguí dormirme, no sin esfuerzo. Tuve un sueño amorfo y triste, aunque por fortuna carente de palabras.

Share