Introducción

En las próximos semanas van a desfilar por estas páginas una serie de caricaturas de los diferentes tipos de blogueros que habitan en la blogosfera. Como caricaturas son exageraciones y nadie debería sentirse ofendido por ellas.
Nunca se ha pensado en un blog o bloguero en concreto. Se hablará usando el genero masculino de forma genérica, pero donde aparece bloguero podría haber aparecido bloguera.

Indice:

1-El desdichas
2-El perfecto
3-El sabiondo
4-El compulsivo
5-El estrella
6-El cursi
7-El fusilero
8-El técnico
9-El erótico enmascarado
10-El crítico

Capítulo I – El blojero desdichas

El desdichas

En el blog del blojero desdichas se narra la vida personal del autor, una vida plagada de desgracias. Todo lo que le ocurre es malo y su único consuelo es enseñar la vida tan mala que lleva.

Es un individuo poco sociable, porque si conoce a una persona como él empiezan a competir para ver quién tiene peores desdichas. Y si conoce a personas normales las aburre de inmediato porque una cosa es ver tragedias en telerosa, que puedes digerir gracias a la publicidad que te meten en medio(perdón) y gracias al tamaño de las tetas de la invitada de turno, y otra cosa que te cuenten tragedias en la vida real.

La persona desdichas que hay detrás de todo blojero desdichas surgió un día cuando estando en el colegio sufrió un golpe en la cabeza. El problema no le viene del golpe sino de las caricias que recibió de la rubia potente de la clase. Tras aquel día llegó a la conclusión de que dar pena es provechoso y siguió dándose golpes ante la indiferencia de la rubia.

Para este individuo la blogosfera es la salvación. Siempre hay un incauto que pasa por su blog, que hace un comentario y es respondido inmediatamente con el detalle y la ampliación de la desdicha particular.

El blog se caracteriza por un diseño simple, suele ser la plantilla original de WordPress o de Blogger, porque no merece la pena despistar con diseños recargados cuando lo importante es ese contenido tan dramático.

Aunque en la vida real el individuo desdichas es poco sociable, en la blogosfera todo cambia. Se hace con un grupo de amigos que le lloran todas las desgracias y que le dan el pésame en momentos tristes como el cumpleaños (un año más viejo), el final de un noviazgo (dos vidas rotas) o el comienzo de otro noviazgo (tres vidas rotas, las dos anteriores más la nueva dentro de poco). Incluso estos amigos se pelean por ser el primero en dejar su comentario y por dejar el pésame más sentido.

Si está en periodo de vacaciones y no hay amigos comentaristas surge una curiosa actitud de desdoblamiento de la personalidad y se comenta a sí mismo entrando en una espiral ascendente de penas que le permiten pasar este trance.

Este blojero suele ser anónimo y no abandonar nunca su blog. Si por alguna razón tiene que abandonar el blog, es una demostración más de que su vida es una ruina y aprovecha para escribir un post lacrimógeno final. Da las gracias a todo el que ha pasado por su blog, arañas de spam incluidas, pero aclara que se ve obligado a cerrar porque no puede seguir anímicamente luchando contra el mundo. La mayoría de los blojeros desdichas vuelven, circunstancia que merece un nuevo post lacrimógeno.

En el fondo dudas que todo lo que le pasa sea tan malo y que alguien, que no sea un personaje de novela, pueda tener una vida así.

Share