Ummmm, no. No me ha gustado nada este movimiento de Google nada más adquirir YouTube: “Google elimina 30.000 vídeos de YouTube tras queja de Sociedad de Autores“… japonesa, añado yo. Y no me gusta nada porque viene a confirmar uno de mis peores temores, la restricción del intercambio libre de ficheros y la imposición de la ley de la selva, digo del derecho de autor, por encima de cualquier otra consideración.

Ummmm, ¿no sabía Google lo que hacía cuando compró YouTube? ¿No tuvo en cuenta que era el principal sitio de intercambio de archivos audiovisuales en la Red? ¿No entiende que si YouTube no sirve para compartir prácticamente no servirá para nada?…. ¿o es que simplemente compró YouTube para hundirlo a mejor gloria de Google Video? Parece un poco atrevido este planteamiento, por lo importante de la inversión (1.650 millones de dólares), pero es que una inversión es eso: aplicar tu dinero en algo que puede reportarte un beneficio mayor… directa o indirectamente.

Ummmm, is Google killing the YouTube star?

Ummmm, no acabo de creérmelo, pero la mosca que hay tras mi oreja es cada vez mayor. Si toda la industria y todas las sociedades de gestión hacen valer el mismo derecho que los japonenes, ¿qué quedaría de YouTube? Pues el ‘Levántate, Zp’ y poco más.

Ummmm, supongo que esto tampoco será así, porque me sorprendería mucho que Google no tuviera muy en cuenta que si no es YouTube será MyTube, OurTube o VeteasaberTube quien tome el relevo si la hasta ahora web ‘reina’ del vídeo se va al garete. Eso querría decir que los Larry Page y compañía estarían muy subiditos con el éxito y hubiesen perdido el contacto con la realidad. Algo así como lo que le pasó a Gates.

Ummmm, do you remember Napster?

Ummmm, ¿Google? ¿Napster? ¿Microsoft?… mejor lo dejo por hoy.

Share