Viaje alucinante

Pelín anonadado me he quedado con esta noticia que he encontrado vía Lifehacker: “La universidad china de Chiang Mai ultima el viaje de un nanobot diminuto por el interior del cuerpo humano“. ¿Te acuerdas de ‘Viaje alucinante‘?, pues casi, pero con robot en lugar de científicos reducidos a un cuarto de pitufo.

Y no es que sorprenda el hecho de que esta posibilidad atisbada por Asimov hace ya unos cuantos años pueda convertirse en realidad (de hecho, ya se había avanzado bastante en este terreno), sino que esté ocurriendo ya y con aplicaciones prácticas en el campo de la medicina.

El pequeño robot navegará a motor (fino y de cerámica pura) controlado por mando a distancia a través de la sangre (venas y capilares), en principio, para ir extirpando pequeños tumores a los que la cirugía convencional le resulta difícil o imposible acceder.

Lo dicho… alucinante.

Share