Clínica ATA

No, no es que haya visto ningún movimiento esperanzador en mi cuenta bancaria. Es que me ingresan literalmente en una clínica especial para bloggers, la clínica ATA (Aún Tenéis Arreglo). Me van a aplicar la terapia OT, pero al menos me dejarán cantar… para mí sólo (cantautor, que canta para sí mismo, de toda la vida). Tengo nada menos que una suite a mi disposición, y la invitación suena sugerente:

“Este tratamiento previene a los bloggers para hacer frente a la fama. Cuando de repente tu marcador de visitas sube o te dan premios existe el riesgo de no asumir bien el triunfo. Para ello contamos en la ayuda psicológica del doctor Umbertus Nina que preparará al futuro triunfito, y que una fama mal administrada no acabe en el alcohol. En vista de la posibilidad de ser premiado en los Bobs, invito a Manuel Almeida, creador de Mangas verdes a una estancia gratuita en la suite. Se le dejará una guitarra para que pase el rato de una forma más amena (la habitación, evidentemente, está insonorizada para evitar daños psicológicos a los demás internos)”.

Y, además, no estaré sólo, sino rodeado de un par de amigos. ¿Qué más se puede pedir? ¿Pedir? ¿Pedir qué? ¿Cómo se llama el alemán ese que me tiene loco? ¡Alzheimer, Manolo, Alzheimer!

Share