Esta especie es una especie rarísima y son muy pocos los que se pueden considerar blojeros estrellas. Si hubiese muchos blojeros estrellas se confundirían sus halos de luz y no podrían sobresalir lo suficiente.

Blojero estrella

La principal característica del blojero estrella es que marca caminos. Si cambia su plantilla de azul tornamar a verde chaleco salvavidas todo el mundo cambia la plantilla. Si empieza un tema se vuelve el tema de moda y aparecerá en todos los foros que se precien. Si deja de utilizar una utilidad del mundo bloj al día siguiente esa empresa esta vendiendo su mobiliario en ebay.

Hay personas que podrían matar por un enlace de un bloj estrella, porque además son poquísimos los enlaces que incluyen. Los blojeros estrellas por ello coleccionan jamones prueba de una desinteresada amistad por parte de sus lectores. También coleccionan otros regalos, como libros, alguno con un título tan indirecto como “Enlazar otros blojs no provoca impotencia”. Sin embargo los blojeros estrellas tienen pocos enlaces por una sencilla razón: no leen la blojosfera, es la blojosfera la que los lee a ellos.

Los blojeros estrella han superado la fase de mirar las estadísticas y el número de comentarios y han pasado a un estado superior. Algo mucho mejor que las visitas: el poder. Disfrutan con el poder de mover la blojosfera a su gusto. Basta un gesto con la mano, o un simple arqueo de cejas para que todo se mueva a su alrededor. Los invitan a todas las reuniones, saraos y publicaciones para que todo el mundo pueda disfrutar de su sabiduría, o quizás para que haya una pequeña mención en letra pequeña en el bloj estrella.

El blojero estrella, por supuesto, tiene un bloj técnicamente correctísimo. Tiene muchos comentarios pero no responde ninguno. Recibe multitud de correos con igual fortuna que los comentarios.

Los blojeros estrella, en contra de lo que se puede pensar, no tienen por qué copar las estadísticas de visitas, realmente es un estado mental al que llegan algunos blojeros, independientemente del número de visitas, por tener un círculo de seguidores detrás.

Capítulo siguiente: El blojero cursi (osea)
Capítulo anterior: El blojero compulsivo

Share