Es un vídeo animado y con aires de videoclip, irreverente, crítico, simpático y muy bien realizado… pero a algunos en Alemania no les ha hecho ninguna gracia. Los últimos momentos de Hitler, en versión chanante.

Vía: Escolar

Share